5 lecciones de vida que aprendí de Plácido Domingo

Tiempo compartido con Plácido Domingo es una gran inspiración. Me hace feliz compartir con vosotros algunas de las cosas que he aprendido estos estando con él.


1. Rodearte de la gente que quieres da felicidad

Viajando alrededor del mundo en una agenda emocionante e intensa, Plácido se asegura de viajar, rodearse y disfrutar de momentos con su familia y seres queridos en todo momento. Esto me hizo estar conciente y valorar nuevamente lo mucho que nos aporta y la paz que sentimos al compartir experiencias con seres queridos. Compartir momentos maravillosos con familia y amigos intensifica la felicidad.

2. El arte de sonreir

Plácido mantiene una sonrisa perene con la cual comparte su energía y naturalemente inspira a quienes le rodeamos. Las sonrisas son un regalo de generosidad. Esto es tan simple y poderoso de poner en acción. Funciona.

3. Energía abundante nace de la pasión que sentimos por aquello que hacemos

Cualquiera que mire la agenda de Plácido en todo cualquier momento de su carrera queda inspirado instantáneamente. Su energía es evidente en cualquier día que compartes con él.

Un día estando con él en Nueva York, decidí saciar mi curiosidad.

Yo:  — Querido Plácido, ¿Cuál es tu secreto para tener constantemente tanta energía?
Plácido:  — Pablo, yo no siento estar nunca trabajando. Amo y siento pasión por todo lo que hago en mi vida. 

4. Entrégate y da lo mejor de ti

Cuando empecé a tener conciertos junto a él, fue una sorpresa darme cuenta de que incluso Plácido Domingo se enfrenta a retos inesperados en el escenario. Ya sea que no funcionen los micrófonos, que se haya perdido una partitura o algún cambio inesperado del equipo de producción… Plácido Domingo da la mejor versión de si mismo en todo momento. Un día tras bambalinas antes de salir al escenario me dijo:

“Como artistas nos entregamos al público siempre, incluso en los errores, porque somos todos humanos.”

Tanto en el escenario como en nuestras vidas, dar lo mejor de nosotros mismos es literalmente lo mejor que podemos hacer.

5. Soñemos en grande a cualquier edad

A sus 76 años, Plácido Domingo continúa fervientemente expandiendo sus objetivos como cantante, así como aprender nuevas partituras, hacer una premier o cantar nuevos personajes de ópera donde actualmente lleva un espectacular récord de 147 roles operáticos. A cualquier edad, y en cualquier momento de nuestras vidas y carreras, os invito a que sigamos la inspiración de Plácido Domingo. Soñemos en grande y vivamos con emoción hacer nuevos caminos y abrir nuevas fonteras. Cambiémos juntos el mundo.


Para quienes tengan la curiosidad de leer más sobre la vida de Plácido Domingo, os invito a descubrir su apasionante historia:

www.placidodomingo.com

 

SaveSave