Descubre el nuevo libro de Andrés Pascual

A merced de un Dios salvaje es una intriga magníficamente tejida por Andrés Pascual y ambientada entre los viñedos de mi tierra, La Rioja (España), siempre acogedora, querida y tan inspiradora.

La trama nos lleva hasta la localidad de San Vicente de La Sonsierra de la mano de Hugo, un periodista viudo en un momento difícil, que acude al pueblo de su mujer para reclamar la herencia de su hijo Raúl, quien padece una enfermedad rara llamada síndrome de Dravet. Pero apenas llegan a la bodega de los abuelos del niño, todo se complica. Raúl es idéntico a su tío, que desapareció de niño durante una tormenta, y su presencia remueve aquel extraño suceso: las sospechas, la culpa, el miedo… Si pretenderlo, Hugo se verá envuelto en un misterio que no tiene otro remedio que resolver.

Más allá del argumento y la intriga, hay una escritura afinada y afilada, con un ritmo trepidante que atrapa la lectura como un imán. Hay un amor por La Rioja y sus gentes que se respira en cada página. Hay unos personajes complejos, con luces y sombras, con secretos y matices, movidos a veces por el miedo y otras por el amor.

Y aún más allá de la trama o de la pluma hay una invitación a reflexionar, si quieres. Sobre la culpa o el rencor que en oportunidades traspasan generaciones. Sobre el miedo que empuja a las personas a hacer cosas horribles para protegerse. Sobre el amor que es capaz de derribar fronteras. Sobre la enfermedad y la capacidad que tenemos para afrontarla y superarla. Sobre las tormentas de la vida, sucesos inesperados que pueden destrozar en pocos minutos aquello que has cultivado durante meses, momentos en que crees que todo está arrasado sin remedio, pero que te dan la oportunidad de volver a comenzar, de conocerte, de descubrir a las personas que tienes alrededor… Momentos para aprender de los errores, levantarse y volver a cuidar con mimo la viña para la próxima cosecha.

Puedes adquirir A merced de un Dios salvaje a través internet, por ejemplo aquí, en las librerías Santos Ochoa.