EL LEGADO DE LA MÚSICA SIN FRONTERAS

“El Legado de la Música Sin Fronteras” es un proyecto de ilusión y esperanza fundado por Pablo Sáinz Villegas en el 2007 con el objetivo de utilizar el poder de la música clásica para crear puentes de comunicación entre diferentes culturas y clases sociales, como un medio para humanizar el entorno del aprendizaje de niños y jóvenes en situación de exclusión social. En estos años, el proyecto ha acercado la música clásica a más de 15.000 niños y ha desarrollado programas en México, EE.UU. y España.

Villegas cree en el papel esencial que la música y el arte representan en la comprensión de nuestra humanidad:
“Todas las expresiones artísticas tienen una cualidad curativa. El arte es algo que nutre nuestra sensibilidad, nuestro corazón. Es algo muy orgánico, es alimento para el alma. Siempre he creído en el poder de la música para borrar fronteras, para ir más allá de las fronteras y para conectar a las personas de cualquier origen. La música es un idioma internacional, un lenguaje global. Esto es lo que la hace tan poderosa ”

El proyecto fue creado en colaboración con la fundación “International Community Foundation” en San Diego (EE.UU.) y la Fundación para la Protección de la Niñez en Tijuana (México).

“Utilizando la música como un lenguaje universal de las emociones, Pablo se conecta profundamente con los niños llevándoles entusiasmo, inspiración y esperanza, promoviendo al mismo tiempo valores como la responsabilidad social, la multiculturalidad y la tolerancia.”
– Richard Kiy, Presidente y CEO de International Community Foundation

Visite la página web de la Fundación para más información

www.mwbl.org